Resbalones y Caídas

Resbalones y caídas suceden todo el tiempo. Mientras que son por lo general inofensivos, en ocasiones pueden causar lesiones serias. Cuando esto sucede, usted termina pagando gastos médicos de su bolsillo, y usted pierde salario cuando la lesión le impide trabajar. En esta situación, cuando la caída ocurre por un entorno inseguro o peligroso, usted tiene derecho a compensación. Estos reclamos son conocidos como: “responsabilidad legal en inmueble”, por lo que comúnmente ocurren en una propiedad que es poseída o mantenida por alguien más, haciendo al dueño de la propiedad responsable legal.

Los dueños de propiedad tienen el deber de proveer un entorno seguro para otros, y cuando ellos fallan en proveerlo resultando en una lesión, usted puede tener el derecho de reclamar por los daños ocurridos debido a su lesión. En muchos casos, puede usted también reclamar por daños como dolor y sufrimiento pérdida de salarios y gastos médicos.

Porque necesita un abogado para negociar su reclamo?

Digamos que usted se tropezó y cayó, y ahora quiere reclamar compensación por los gastos médicos ocurridos por la caída. Mientras que algunos casos son justamente claros, y pueden ser manejados sin la ayuda de un abogado experimentado, la mayoría de las situaciones de resbalones y caídas pueden ser difíciles de probar. Si usted necesita compensación por el accidente al caer o resbalarse, es en su mejor interés el contratar a un abogado que le ayude a ganar su caso.

Qué factores afectan el resultado de su caso?

Determinación de responsabilidad – el primer punto mayor que usted tendrá que probar en su reclamo por responsabilidad legal en inmueble, es que el dueño de la propiedad es actualmente responsable por su lesión. Usted tendrá que mostrar esto en por lo menos una de las siguientes maneras:

  • Que el dueño de la propiedad o su empleado debieron tener conocimiento de la condición de peligro, porque una persona razonable hubiese notado el peligro y lo hubiese arreglado inmediatamente.
  • Que el dueño de la propiedad o su empleado debieron tener conocimiento de la condición de peligro, pero decidieron no repararlo o arreglarlo.
  • Que el dueño de la propiedad o su empleado ocasionaron la condición de peligro, en situaciones tales como un derrame, piso dañado o pasamanos en mal estado.

Determinar responsabilidad legal es a menudo la parte más difícil de probar en un caso de un resbalón y caída, ya que no hay una forma exacta y precisa para mostrar que el dueño de la propiedad “debió haber sabido”. Por eso es importante tener un buen abogado que maneje su caso. Un abogado experimentado podrá presentar mejor las pruebas en una manera que le beneficie en este tipo de caso subjetivo.

Razonamiento

Para mostrar que el dueño de la propiedad es de hecho responsable por el accidente de resbalón y caída, usted tendrá que probar que el dueño no reparo o arreglo la situación de peligro en lo que puede ser considerado una cantidad de tiempo razonable. Para probarlo usted y su abogado tendrán que responder a algunas de las siguientes preguntas:

  • Cuánto tiempo estuvo la situación presente antes de que usted se resbalara y cayera? Había una escalera rota por meses y el dueño de la propiedad se rehusó a repararla, o se había roto apenas el día anterior?
  • Qué tan seguido el dueño de la propiedad limpiaba e inspeccionaba el área? Está bien mantenida? Y si es así, Hay prueba que él o ella mantenían e inspeccionaban regularmente el área?
  • Si usted se cayó porque se tropezó con un objeto, había razón para que el objeto estuviera ahí? Se acababa de caer de un estante o se estaba usando en un área cercana?
  • Si usted se tropezó sobre algo que tenía una razón justificable de estar ahí, digamos un rastrillo en el jardín, existía la razón de estar ahí al momento de su accidente? Supongamos que usted se tropezó con un rastrillo en pleno invierno cuando estaba cubierto con nieve. Mientas que hubiera tenido sentido de que el rastrillo se hubiera quedado afuera durante el otoño, no hay razón para que un rastrillo se quede a fuera en medio del invierno.

Si usted y su abogado pueden probar que el objeto con el que se tropezó, o que las condiciones de peligro que causaron su resbalón y caída no tenían razones legítimas para existir, está usted un paso más cerca de recibir una compensación justa.

Descuido

El factor final que puede afectar en su reclamo por responsabilidad legal en inmueble es su propio grado de descuido. La mayoría de los estados siguen la regla de “negligencia comparativa” al determinar accidentes de resbalón y caída. Esto significa que si usted estuvo realizando múltiples cosas a la vez, enviando mensajes de texto o caminando, o estuvo de alguna forma distraído, su recompensa será menor; ya que de acuerdo a la corte usted también fue responsable en parte de su caída:

  • Estuvo usted en la propiedad por razones legítimas, y el dueño le estaba esperando? Debió el dueño de la propiedad haber planeado para que alguien estuviera en el área en lugar de usted?
  • Podría alguien más en la misma situación, con “precaución razonable” haber notado la condición de peligro y evitarla? hubiera manejado la situación de una forma diferente? Podría otra persona con precaución razonable haber evitado el resbalón y la caída de alguna forma?
  • Había un letrero o barrera que anunciara la presencia de peligro? Había alguna manera que usted lo hubiera sabido y evitar razonablemente la condición de peligro?
  • Estuvo actuando de tal forma que hubiera facilitado su resbalón y caída? Estaba mirando por donde iba o estaba en el teléfono y caminando? Estaba usted corriendo en la orilla de la alberca, o saltando en una superficie irregular?

Cuando usted habla con alguien sobre su accidente de resbalón y caída, probablemente recibirá muchas de estas preguntas. Mientras que no se espera que usted sea extremadamente cuidadoso, la compañía de seguros querrá saber que usted no estuvo actuando negligentemente en ninguna manera. Por lo que si se puede mostrar que usted no estuvo actuando de forma negligente, no deberán experimentar ninguna reducción de su compensación.

Qué hacer después de un resbalón y caída

En el evento de que usted tenga un resbalón y caída, hay algunas precauciones precisas que deberá tomar para asegurarse el mejor resultado posible.

Escriba todo lo que sucedió

Y cuando decimos esto, queremos decir todo. Cada detalle en particular será útil y se usará cuando haga su reclamo para compensación. A continuación algunas cosas específicas que usted querrá escribir:

  • La fecha , hora y lugar de su caída
  • Las condiciones del área en donde se cayó: cuales eran las condiciones de iluminación , y como eran las condiciones del tiempo
  • Que estaba haciendo y que estaba mirando cuando se cayó
  • Que causó la caída – un derrame, piso roto, superficie con hielo, alfombra sobresaliendo del piso, etc.
  • Si había alguna señal sobre condiciones de peligro – cinta amarilla de precaución, una barrera o señalamiento
  • Que zapatos estaba usando. Debe incluir una descripción detallada del tipo de zapatos.
  • Que sucedió en la caída: que lesión tuvo, si perdió el conocimiento, etc.
  • Los nombres y la información de contacto de los dueños de la propiedad y empleados importantes
  • El nombre y la información de contacto de el o los testigos que vieron su caída
  • Los nombres y la información de contacto de las personas que hablaron con usted después del accidente, y lo que dijeron

Tome fotos del accidente y todas las áreas pertinentes.

Mientras que no es posible tomar fotos de cada accidente, (posiblemente se resbaló en hielo, y este se derritió antes que tuviera la oportunidad de regresar) Si es posible, usted debe documentar el peligro con fotos. Haga lo que pueda por tomar fotos documentales tanto como sea relevante. Fotos de sus lesiones y del área donde cayó son absolutamente necesarias.

Notifique al dueño de la propiedad

Después del evento, usted querrá asegurarse que le da al dueño de la propiedad notificación por escrito de su resbalón y caída, así como una breve descripción de su lesión, por las siguientes razones:

  • Para que el dueño de la propiedad no reclame después que no tenía conocimiento de que el incidente sucedió.
  • Para que el dueño de la propiedad tome acción correctiva a manera de proteger a otros que entren en la propiedad en el futuro.
  • Para que haya evidencia de que su reclamo es legítimo. La mayoría de los jueces esperan que la persona lesionada en las instalaciones de alguien más, notifique el incidente al dueño de la propiedad, y de las condiciones de peligro que necesitan ser reparadas.

En la mayoría de los casos una vez que el dueño de la propiedad recibe su notificación, el notificara a su compañía de seguros quien a su vez le llamará. Tenga cuidado en lo que les dice a ellos, porque una vez que usted haga un reclamo, cualquier declaración dicha a la aseguradora por teléfono puede ser usada como evidencia en el caso.

Cuidado médico continúo.

Aparte de buscar cuidado inmediato por la lesión obtenida durante la caída, también debe asegurarse de mantener presente las citas con su doctor. Usted necesita asistir a todas sus citas médicas y seguir cualquiera y todas las recomendaciones del doctor, aun si lo refiere con un especialista.

Su doctor mantendrá sus lesiones en su récord médico, por lo que es importante que le explique exactamente lo sucedido y como ocurrió cada lesión, para que haya prueba médica para mostrar a su favor en un futuro.

Hable con su abogado de confianza

Una de las cosas más importante que usted puede hacer si ha sido lesionado en un accidente de resbalón y caída, es contactarse con su abogado de confianza y experiencia. Él le podrá ayudar a guiarlo durante el proceso legal a veces confuso, y darle la mejor oportunidad de obtener una compensación justa.

Accidentes de resbalón y caída pueden ser difíciles para recibir compensación, pero si los gastos médicos se empiezan a acumular, usted puede no tener otra opción. Llame a los abogados expertos en la “Firma Legal Epstein para una consulta inicial gratis. Le ayudaremos a recibir la compensación que se merece. Programe su cita por internet o llámenos al 773-522-7000.

This post is also available in: Inglés