Abuso en el cuidado de ancianos

Así como los estadounidenses continúan en vivir más y más, el cuidado prolongado para los ancianos se ha convertido en una necesidad real. Mientras que es una difícil decisión el poner a sus padres de edad o abuelos en un asilo, o aun para el cuidado de tiempo completo por un miembro de la familia, usted hace lo mejor para escoger la opción que mejor beneficia a sus padres o abuelos. Desafortunadamente a estas instituciones no siempre se les puede confiar y a menudo los ancianos no tienen la capacidad de hablar por ellos mismos cuando se les trata pobremente y por eso es importante estar atento, conocer las señales de abuso y entender cómo manejar la situación si su ser amado es abandonado o abusado.

Mientras que no es un tema placentero y nunca desearás imaginarte que algo terrible le suceda a tu ser querido, es importante conocer los tipos de abuso para que pueda entender cómo proteger mejor a su anciano en contra de estos. La mayoría de los abusos en los cuidados de ancianos suceden en dos diferentes categorías:

Abuso financiero a ancianos

Esto ocurre típicamente cuando su ser amado ya no tiene la capacidad de monitorear sus propias finanzas. En algunas situaciones, puede ser tan simple como el que un miembro de la familia tome control de sus cuentas y busque el recibir su herencia. En otros casos, puede ser más difícil de distinguir el abuso. En ocasiones una persona puede buscar el tener la confianza de su familiar de edad, solo para usar esa posición de confianza para forzar a su ser querido a firmar sobre una propiedad, o para falsificar ellos mismos firmas. Si usted nota gastos inusuales, cobros no pagados a tiempo, o si su familiar de edad está siendo aislado del resto de la familia, esto puede ser una señal de que está siendo explotado financieramente.

Abuso y abandono en asilo

Mientras que nosotros confiamos el cuidado de nuestros seres queridos a asilos y residencias de cuidado de ancianos, es importante el recordar que estas instalaciones siguen siendo negocios. Lo cual significa que estos buscan el tener ganancias, y al hacerlo; talvez no siempre tengan el mejor interés de su familiar en su corazón. Muchas veces, las residencias para el cuidado de ancianos pueden estar sin suficiente personal, y en ocasiones el personal que emplean está mal pagado o no capacitado para la posición. Desafortunadamente, esto puede llevar al abandono de sus padres o abuelos, lo que viene a estar en detrimento de su salud al ser abusados.

En casos más violentos, abuso físico ha ocurrido en asilos y residencias para el cuidado de ancianos. El abuso puede darse desde el daño físico, abuso sexual o emocional, hasta el robar pertenencias del cuarto de su anciano.

Ahora que sabe cómo el abuso y abandono normalmente se dan, es importante conocer las señales de abuso. Si usted está consciente y mira estas señales, está tomando los pasos necesarios para proteger a su ser querido. Si su ser querido de edad, da señales de abuso, tal como lesiones inexplicables, miedo repentino a cierto personal de cuidado, o faltan pertenencias personales; es tiempo de tomar acción.

Aquí presentamos lo que hay que observar cuando un ser querido de edad está bajo el cuidado primario de un asilo o residencia de cuidado asistido:

Si su ser querido ha sido abandonado, usted puede notar lo siguiente:

  • Desnutrición o deshidratación
  • Llagas u otras necesidades médicas no atendidas
  • Ropa o sabanas sucias
  • Condiciones de vivienda insalubres
  • Medicamentos administrados inapropiadamente
  • Medicamentos no administrados del todo

Si su ser querido ha sido abusado, usted puede notar lo siguiente:

  • Moretones inexplicables o rasguños
  • Caídas más frecuentes
  • Dolor más fuerte de lo normal
  • Lesiones personales extremas, como extremidades rotas sin explicación
  • Episodios inusuales de depresión
  • Su ser querido se ve más temeroso de lo normal

El abuso también se da en lo psicológico y verbal. Si su ser querido de edad pareciera tener miedo de sus cuidadores, un cuidador en particular o en general se ve más temeroso de lo usual, esto puede ser un aviso de que están siendo abusados emocionalmente. Cualquier tipo de gritos excesivos, regaños, aislamiento, humillación o maltrato de su persona de edad, son todos formas de abuso verbal y emocional que no pueden ser tolerados.

Adicionalmente, la forma más común de abuso en el cuidado de `los ancianos es la explotación financiera. Desafortunadamente, si su ser querido no es capaz de manejar sus propias finanzas, es posible que su cuidador tome ventaja sobre sus finanzas. La mayoría de las situaciones sobre explotación de las finanzas caen en las siguientes categorías:

  • Mal uso de cheques, tarjetas de crédito o cuentas financieras del anciano
  • Robo de cheques, dinero o pertenencias de valor
  • Falsificación de su firma
  • Autorización para retirar o transferir dinero de lo que la persona no estuvo de acuerdo
  • Robo de identidad del paciente

Qué puede usted hacer

Tristemente, la mayoría de los casos de abuso a los ancianos no se reportan. Ya sea que el miembro de su familia no tenga conocimiento de la situación, o la persona de edad no puede reportar los problemas por sí mismo, puede ser difícil identificar y poner un alto al abuso o abandono del anciano. Sin embargo si usted sospecha de cualquier tipo de abuso o abandono, es importante que reporte la situación de forma rápida e inmediata. Si su ser querido está en peligro inmediato, usted debe también llamar rápidamente a las autoridades locales. Después de que las partes indicadas han sido alertados y la situación se ha neutralizado, es tiempo de hablar con un abogado experimentado en abuso de ancianos acerca de los derechos legales de su ser querido.

Mientras que lo más correcto de hacer es presentar la queja a las autoridades correspondientes, esto es normalmente un proceso lento y doloroso de lo que tal vez no termine en los resultados que usted desea. Es importante presentar la queja para poder dar a conocer la situación, en el caso de que los oficiales tengan que clausurar las instalaciones, y así, ayudar a numerosas familias a evitar pasar por la misma situación del mal cuidado que su ser querido recibió. Sin embargo por el solo hecho de presentar una queja no le dará a su ser querido la compensación que merece por las lesiones recibidas cuando era supuesto que debía estar bajo el cuidado de la institución.

Aquí es donde un abogado experimentado tiene lugar. Un abogado que haya manejado casos similares con anterioridad le podrá ayudar a saber quién es el dueño del asilo o institución, y se asegure que las personas responsables rindan cuentas por el mal cuidado que recibió su ser querido.

Si su ser querido fue abusado o abandonado, o explotado financieramente, el merece compensación, aun cuando él no pueda representarse por sí mismo. Si usted sospecha de cualquier tipo de maltrato, llame a la Firma Legal Epstein hoy, Jack Epstein ha llevado muchos casos de abuso en el cuidado de ancianos, y tiene la experiencia para obtenerle a su ser querido la compensación que merece.

Llámenos hoy al 773-522-7000 o ponga una solicitud para programar su primer consulta gratis.

This post is also available in: Inglés